Seleccionar página

Cerrajero superprofesional
Muchos de nosotros hemos tenido dificultades con las cerraduras, ya sea porque está defectuosa o porque no conseguimos las llaves para poder abrirlas. Muchas personas optaran por derribar la puerta (en un caso muy extremo), o por llamar a un cerrajero, pero este servicio podrá resultar costoso (dependiendo del cerrajero o de la compañía para la cual trabaja).
Sin embargo debes saber que existen varias herramientas que pueden ayudarte en caso de que estés en una situación como esta, incluso se pueden implementar objetos cotidianos a modo de herramientas que podrían quitarnos un peso de encima, sigue leyendo para saber más al respecto.
Recomendaciones de seguridad
Como advertencia, no es recomendable que comentes sobre cómo abrir tu cerradura con cualquier persona, solo coméntalo con personas de tu confianza o resérvalo para ti, evitando cualquier problema o mala intención de terceros.
También evita aplicar las herramientas con cerraduras que sean de puertas ajenas (que no sean tuyas), porque esto podría traerte terribles consecuencias, como la cárcel.
Herramientas útiles para abrir una cerradura
Ganzúa y llave de tensión: estas son herramientas básicas cuando se habla de cerrajería, los cerrajeros las utilizan en caso de que no puedan abrir la cerradura con una llave maestra. Pueden conseguirse en cualquier ferretería o cerrajería.
Para emplear la ganzúa y la llave de tensión se hace lo siguiente:
Debes colocar la llave de tensión en el ojo (parte inferior de éste) de la cerradura, sabiendo hacia donde debe girar la cerradura.
Aplica un torque ligero en la dirección en la que gira la cerradura y mantén la llave de tensión allí.
Inserta la ganzúa en el ojo (parte superior de éste) de la cerradura, se tantean y se empujan los pernos, identificando cuál es el más difícil de empujar.
Empuja constantemente el perno que más cuesta mover hasta que quede fijo.
Aplica la misma técnica con el resto de los pernos y con la llave de tensión se hace girar la cerradura.
Taladro: es una de las herramientas más comunes, puede conseguirse en una casa o un taller, también puede conseguirse en cualquier ferretería.
Para emplear el taladro debes hacer lo siguiente:
Utiliza la mecha que sea del tamaño adecuado, acorde con el tamaño de los remaches que sostengan la cerradura.
Perfora cada uno de los remaches que sostienen la cerradura.
Extrae la tapa que cubre la cerradura.
Con un cuchillo empuja la cerradura y extráela.
Cuchillo: es un utensilio que se puede usar a modo de herramienta cuando el caso lo amerite. Generalmente hay toda clase de cuchillos en una casa o local.
Para emplear el cuchillo (si la cerradura es tan sencilla como las de botón) debes colocar el cuchillo en el ojo de la cerradura y hacerlo girar.
Preferiblemente que el cuchillo sea de punta roma, ya que resiste más que uno de punta fina.
Estas herramientas serán muy útiles a la hora de abrir una cerradura, utilízalas con cuidado y procura no lastimarte.

[Total:1    Promedio:3/5]

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies.

ACEPTAR
Aviso de cookies